Consejos para elegir tu primer Bonsái

Elegir tu primer Bonsái de interior puede ser una tarea complicada si no tienes muy claro qué tener en cuenta. En este post veremos qué condiciones debes tener para que crezca sano y fuerte.

Lo primero es saber que en el interior de tu casa existen condiciones que afectan la salud de especies que no estén adecuadas a ellas. Por ejemplo, la humedad que existe dentro de tu casa es significativamente inferior a la que existe en el exterior, por lo que todo bonsái de interior debe ser pulverizado con agua cada vez que lo riegas o cada 2-3 días.

La temperatura de tu casa permanece relativamente constante durante todo el año, en verano enfriamos la casa para mantener una temperatura cómoda y en invierno la calentamos, por lo que los cambios de temperatura son mucho menos intensos que los del exterior. Teniendo lo anterior en cuenta, las especies que debes mantener en el interior de tu casa deben ser tropicales u originarias de sectores cercanos al ecuador, ya que en esta zona los cambios de temperatura y luz durante el año son menores y estas especies se adaptan muy bien a las condiciones del interior de tu hogar. Entre las especies de este tipo más comunes y fáciles de cuidar se encuentran los Ficus y las Serissa.

En cuanto al lugar de tu hogar ideal para poner tu bonsái, lo ideal es colocarlo cerca de una ventana donde le llegue sol durante unas 3 o 4 horas al día. También es importante que tenga una corriente de aire, así se mantendrá fresco y mejorará la humedad del follaje. Otra consideración que debes tener en cuenta es que si vives en un departamento debes pulverizar el follaje con más frecuencia, ya que cuanta más altura menor será la humedad ambiental y el aire será más seco que en la superficie, por lo que pulverizando constantemente el follaje de tu bonsái le aportas humedad y mejoras su brotación y salud.

Espero que este post para elegir tu primer Bonsái de interior te haya sido de utilidad.